Lecturas: Me quiero desintoxicar de las redes sociales

detox

Yo también soy parte de las redes sociales porque reviso Facebook, porque posteó constantemente en Instagram, y la verdad es que me encanta esta última. Me ha servido como fuente de inspiración (por mi trabajo, obvio) y también por la cuestión de la moda y vestir bien, que es algo que me encanta.

Si bien las ventajas de vivir conectados son muchas, pero a pesar de que a nivel mundial hemos avanzado mucho tecnológicamente, como sociedad parece que vamos en retroceso. Estamos tan adentrados en lo que sucede en las redes sociales, y ya hasta nos hemos olvidado de escuchar la radio, de salir a comprar el periódico, de ver TV, ¿Por qué? por el internet, porque todo lo tenemos a través de los móviles. Tanto así como ya una “comodidad“.

instagram-tablet-device-technology-159435

Con esto quiero llegar al punto de que nos estamos olvidando de establecer vínculos, de disfrutar de la belleza (por ejemplo) de paisajes, de todo lo que nos rodea por tomar una foto para subir a Instagram o a Facebook, incluso muchos negocios tradicionales han quebrado al ser reemplazados por la practicidad de comprar en línea, y lo peor de todo esto, es justo lo que mencioné al principio, que nos estamos olvidando de establecer vínculos con personas, por el simple hecho de que se ha perdido la costumbre llamar, de frecuentar, ya parece que el simple hecho de “reunirse“ se hace ahora por grupos de Whatsapp, saber de la vida de las personas ahora es más fácil a través de las stories de Instagram o de los posts en Facebook. Y si, es verdad que esto facilita que no se pierdan las relaciones pero esto no hace que se hagan más fuertes, al contrario, creo que han permitido que se esté perdiendo el valor de la amistad, de la hermandad, hasta de la honestidad, de mostrarse tal cual se es.

 

¿Alguien recuerda lo que pasaba en la película de Wall-E? Que las personas que vivían en la nave estaban siempre pegadas a un sillón con una pantalla frente a ellos y con sobrepeso. No quiero exagerar pero estamos dejando que nos gobierne el poder de todo lo que las redes sociales promueven también de forma negativa. No hay que olvidarnos de que, por lo menos, mi generación vivió otras cosas pero nos adaptamos a este mundo del internet.

No hay que olvidarnos de esas personas a que no vemos desde hace mucho, está bien mandarles un mensaje, pero no sería mejor sorprender con una llamada? Aún hay costumbres que se pueden rescatar, amigos que se pueden frecuentar en personas. Aún podemos salir a conocer gente y platicar como antes.

pexels-photo-622135.jpeg

Confieso que yo era de estas personas que al estar en una reunión se metía  a revisar sus redes sociales, pero he empezado a hartarme de esto, tanto, que quiero desintoxicarme y he regresado a hacer cosas que dejé de hacer como escribir en este blog, leer, escuchar más música, y obvio, más conversaciones y menos Netflix.

Ustedes que opinan, ¿Se desintoxicarían de las redes sociales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Sofá, manta y peli

Reflexiones de cine

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

Non Perfect. El blog imperfecto.

El título, lo dice todo...Bienvenidos.

Fallo Calleja

Free time, food, tips, things that i like and more...

A %d blogueros les gusta esto: